Ramadasa Medicina Integrativa

Acupuntura

La Acupuntura es una técnica curativa usada en la medicina china tradicional. Se usan las agujas muy delgadas para estimular puntos específicos en el cuerpo. Estos puntos quedan en sendas de energía llamadas "meridianos." Se diseñan los tratamientos de acupuntura para mejorar el flujo y equilibrio de energía a lo largo de estos meridianos.

La acupuntura es casi tan antigua como la propia China. Su origen se remonta a unos 4.000 años antes de Cristo y hacia el siglo VI de nuestra era se introdujo en Japón y Corea. Los conocimientos chinos en medicina eran por entonces muy avanzados: conocían bien los órganos y sus funciones, la cirugía estaba muy desarrollada y, sorprendentemente utilizaban preparados hormonales elaborados por químicos ya en el siglo X de nuestra era.

Se considera el cuerpo humano como un sistema de flujos de energía. Cuando estos flujos son equilibrados el cuerpo está saludable. Los practicantes toman el pulso a sus pacientes y examinan su lengua para diagnosticar desequilibrios de energía. En la medicina china pueden tomarse los pulsos en tres posiciones en cada muñeca y a tres profundidades en cada posición.



La enfermedad no es definida por síntomas ni por el nombre de una enfermedad como "la infección por VIH." En cambio, un practicante de medicina china hablará sobre los desequilibrios de energía. El idioma puede parecer muy extraño como "la deficiencia del yin" o "la subida de calor del hígado." Las palabras chinas "yin" y "yang" se refieren a energías complementarias que deben estar en equilibrio, y "Qi" (pronunciado como "chi") puede traducirse más o menos como energía o fuerza de vida.

En la medicina china tradicional hay muchas maneras de mejorar el equilibrio de los flujos de energía del cuerpo. Las técnicas más comunes usadas en el mundo occidental son las técnicas del ejercicio como Qigong o Tai Chi, o la acupuntura o las yerbas.

Beneficios de la Acupuntura

Se puede decir que la acupuntura estimula la capacidad natural del organismo para luchar contra ciertos trastornos, resulta especialmente eficaz en el tratamiento del dolor, ya que favorece que el organismo libere una serie de sustancias químicas que reducen, o incluso eliminan, las sensaciones dolorosas.

Muchos estudios avalan la efectividad de la acupuntura en el tratamiento del dolor, y está indicado su uso, por ejemplo, para aliviar el dolor postoperatorio. También se emplea en afecciones como sinusitis, asma, migraña, neuralgia del trigémino, dolor de muelas o tras una extracción dental, síndrome premenstrual y dismenorrea, ciática, lumbalgia,artrosis, problemas gastrointestinales, insomnio...

La acupuntura se emplea también en el tratamiento de la obesidad, afección que se ha convertido en una auténtica epidemia en los países occidentales. La acupuntura en este caso ayuda a liberar endorfinas, que tienen un efecto calmante que favorece la relajación del paciente, y le liberan del estrés y la ansiedad que pueden empujarle a consumir alimentos de manera compulsiva y a cometer excesos. Con el tratamiento, además, los pacientes tienen una sensación de saciedad que les permite reducir la ingesta de alimentos con menor esfuerzo.

Sin embargo, hay que advertir que para que el control de peso surta el efecto deseado, se debe acompañar de un cambio en los hábitos de vida del paciente, tanto de su dieta como de su nivel de actividad, que deben mantenerse después del tratamiento para evitar recuperar el peso perdido.

Existen innumerables estudios sobre la acupuntura que muestran que es eficaz para tratar diferentes tipos de dolor y enfermedades infecciosas. Esto llevó los Institutos Nacionales de Salud en 1997 a emitir una declaración que apoya el valor de acupuntura para ciertas condiciones. La Organización de Salud Mundial lista encima de 40 condiciones que pueden ayudarse por la acupuntura.

Posibles efectos secundarios y riesgos

Algunas personas experimentan un dolor ligero o moderado, entumecimiento u hormigueo cuando se insertan las agujas de acupuntura. En casos raros las personas se sentirán vertiginosas o nauseadas durante la acupuntura.

En Ramadasa únicamente usamos agujas estériles y desechables.

Puede haber una gota de sangre cuando una aguja sea retirada. La acupuntura tiene mucho menos efectos secundarios que la mayoría de los medicamentos occidentales.

Los riesgos de someterse a sesiones de acupuntura son mínimos y, cuando se producen efectos indeseados, están asociados a la manipulación de las agujas, que puede originar lesiones en órganos o estructuras cercanos a la punción.

Con el uso de agujas desechables y una correcta esterilización de las zonas a tratar, desaparece la posibilidad de contagio y es remota la posibilidad de infección. Otro riesgo es el desmayo, por eso es importante que el paciente no esté en ayuno.

Contraindicaciones

No debe ir para un tratamiento de acupuntura si ha tenido cualquier bebida alcohólica dentro de una hora o si está usando cualquier droga recreativa.

Esté seguro que su acupuntor sabe si está embarazada. Algunos puntos de acupuntura no deben estimularse durante el embarazo.



¿En qué consiste la terapia?

Basado en los desequilibrios de la energía, un acupuntor seleccionará los lugares específicos para estimular. Ud. quedará en una mesa acostado boca abajo o boca arriba. Se insertarán las agujas en los puntos seleccionados. Mientras se insertan las agujas puede sentirse un poco el dolor, hormigueo o entumecimiento. Las agujas quedan en el cuerpo entre 15 a 45 minutos. Depende de lo que la acupuntura debe hacer. Durante ese tiempo muchas personas se duermen.




Podrías recibir otros tratamientos de Medicina Tradicional China adicionales durante la acupuntura para aumentar el flujo de energía:




telebioenergetica

donde estamos

RAMADASA MEDICINA INTEGRATIVA
Calle 21 Número 102 E por 20 y 22 Colonia Yucatán, Mérida, Yucatán. México
Teléfono: +52 (999) 289 7781
Email: correo@ramadasa.info Skype: Telebioenergetica