Ramadasa Medicina Integrativa

Flores de Bach

Las Flores de Bach fueron descubiertas en los años 1930's por el Dr. Edward Bach, médico alópata, homeópata y bacteriólogo quien pasó su vida buscando un método de curación natural que fuera puro guiándose por dos ideas básicas: combatir la enfermedad en su causa y no en su efecto y curar sin agredir.

Descubrió que la causa fundamental de la enfermedad reside en un desequilibrio psíquico y en la insatisfacción con el propio destino que generalmente es inconsciente y la cual se refleja en los estados de ánimo que manifestamos a diario. Para tratar ese desequilibrio psíquico y así prevenir las enfermedades, Bach buscó remedios naturales y los encontró en las flores. Estos remedios actúan en la psique, suavizando y equilibrando las divergencias o sea que en realidad lo psicológico y lo psíquico dependen de la estabilidad y la armonía de las emociones del individuo.

Este sistema se basa en el concepto que detrás de cada padecimiento físico hay una razón emocional que inició el proceso y eliminando esta emoción negativa se trata la causa real de la enfermedad.

Estas flores tratan al individuo, no a la enfermedad. Trabajan específicamente en el estado emocional de la persona, pero no suprimiendo las actitudes negativas sino transformándolas en positivas, estimulando nuestro propio potencial de autocuración.

Antecedentes históricos

El uso medicinal de las esencias florales tienen una larga historia, cierto número culturas, incluyendo por ejemplo las mesoamericanas, egipcia, malaya y africanas, utilizaban las flores para tratar estados y desequilibrios emocionales. Si bien existe todo un bagaje europeo de uso de los poderes sanadores de las flores, que data al menos de la Edad Media, los más tempranas usos conocidos de la utilización de las esencias florales tuvieron lugar en el s. XVI, cuando Paracelso recogía el rocío de las flores para tratar los desequilibrios emocionales de sus pacientes.

Para aquel antiguo herborista la comprensión de las propiedades sanadoras estaba basada en la alguna peculiaridad de cada planta en concreto, como la forma, el patrón de crecimiento, el color, la fragancia, o el sabor, daba una indicación de sus propiedades sanadoras.

Pareciera como si el conocimiento sobre las propiedades sanadoras de las esencias florales se hubiese perdido durante los últimos siglos, especialmente en el mundo occidental, pero también incluso en culturas precolombinas.

Sin embargo, una persona moderna y pionera en el campo de las esencias florales, el médico homeópata, Edward Bach (1886-1936), devolvió los remedios florales a su uso.

Posibles efectos secundarios y riesgos

En la mayoría de los casos las esencias florales hacen su labor de forma silenciosa, acomodándose poco a poco, de forma delicada; será como un nuevo despertar de la conciencia, ayudando a equilibrar sin oponer resistencia con la propia personalidad.

Pero en algunas ocasiones se dan las denominadas : "Crisis Curativas". Éstas no son más que una reacción fuerte del organismo ante las esencias, provocando que los síntomas que llevaron a la persona a tratarse con ellas se intensifiquen al comienzo. Suelen darse hacia el tercer día del comienzo de las tomas y duran solamente de dos a tres días (en algunas ocasiones puede durar algo más). En estos casos, la mayoría cae en el error de abandonar las flores pero no se debe hacer. El hecho de que ocurran estas crisis indica que se ha tocado el problema, que la mezcla es la correcta y se ha comenzado la curación.

No tener estas crisis tampoco significa que no se haya comenzado el proceso, pero algunos organismos son más susceptibles que otros a padecerlas. En estas ocasiones la solución es disminuir la cantidad de tomas diarias, por ejemplo, se puede eliminar la toma de medio día, para así hacer más suave la transición. Luego, cuando el cuerpo se ha ido acostumbrando se podrán volver a hacer las tres tomas diarias.

Contraindicaciones

No hay contraindicaciones, son inocuas, lo pueden usar bebés, niños, embarazadas, ancianos o cualquier persona interesada en su propia curación.



Beneficios de las Flores de Bach

Las flores de Bach son un medio suave, pero muy efectivo, para restaurar la paz mental, la energía y el balance, proporcionando de esta forma al cuerpo, y al ser en su totalidad, una oportunidad de restablecer su fuerza y capacidad para combatir las enfermedades, a través de sus propios procesos naturales de curación.

Son indicadas para bebés, niños, embarazadas, adultos y ancianos, ya que las 38 flores que descubrió el Dr. Bach son inocuas. No generan dependencia, ni efectos secundarios. No se contraponen a ningún tratamiento o medicamento alópata, homeópata, etc.

Es el único sistema floral reconocido por la Organización Mundial para la Salud (OMS).

Se recomiendan para:

¿En qué consiste la terapia?

Es un sistema simple: se elige el remedio o los remedios para tratar el estado psico- emocional de la persona. El diagnóstico es parecido a pelar una cebolla: remueves las capas de arriba hasta llegar al núcleo y la verdadera causa emocional es identificada. Por lo tanto, aunque puede utilizarse por cualquier persona, un terapeuta entrenado prescribirá en forma efectiva el remedio adecuado para cada caso.

Este método, nos hace responsables de nuestro propio proceso, al lograr observar y darnos cuenta de las causas emocionales arraigadas, de los síntomas y desordenes físicos, trascendemos los patrones psico- emocionales no sanos en los que estamos atrapados.

telebioenergetica

donde estamos

RAMADASA MEDICINA INTEGRATIVA
Calle 21 Número 102 E por 20 y 22 Colonia Yucatán, Mérida, Yucatán. México
Teléfono: +52 (999) 289 7781
Email: correo@ramadasa.info Skype: Telebioenergetica